08 junio, 2010

Lao Tse. Filósofo



Lao Tse (En chino 老子) también conocido como Laozi, de acuerdo a la tradición china vivió alrededor del siglo VI a.d.c. aunque muchos historiadores prefieren situarlo en el siglo IV a.d.c, durante el periodo de las Cien Escuelas de Pensamiento y los Estados Guerreros, época mucho más propicia para el nacimiento de quien sería considerado el padre del taoísmo, como autor del Tao Te Ching.
Casi nada se sabe de forma histórica de la vida de Lao Tse. Su propia existencia y autoría del Dao De Jing son objeto de discusión entre los historiadores. Podemos por tanto simplemente relatar la leyenda de que Lao Tse nació bajo un ciruelo en un pueblecito de la Prefectura de Ku (苦縣) del estado de Cho (楚) [actualmente distrito de Lùyì (鹿邑)] de la provincia de Henan, durante el Período de Primaveras y Otoños, y fue llamado Li Er, orejas de ciruelo (El nombre Lao Tse o Laozi es honorífico. Lao significa venerable o anciano, Zi es un término de respeto que se suele añadir al nombre de maestros venerables, así Laozi podría significar el Viejo Maestro). Otra leyenda cuenta que la gestación de Lao Tse necesitó 81 años (tantos como capítulos tiene el Dao De Jing) y nació ya con el cabello blanco, arrugas en el rostro y grandes orejas.
Según la tradición incluida en sus obras por Sima Qian, Lao Tse habría sido contemporáneo de Confucio (Kongzi), pero mayor que él, y habría trabajado como archivista en la Biblioteca Imperial de la Dinastía Zhou (1126-256 a.d.c.). Confucio y Lao Tse se encontraron en Zhou, cerca de la actual Luoyang, y discutieron durante meses sobre el ritual y lo correcto, los pilares del confucionismo. Lao Tse consideraba inútiles algunas de las prácticas confucionistas y Confucio habría abandonado las conversaciones con Lao con mucha más sabiduría de la que había esperado ganar simplemente leyendo los libros de la Biblioteca de los Zhou. La filosofía taoísta sostiene así cierta preponderancia sobre la confucionista.
Tras renunciar a su puesto, Lao Tse, viajó al Oeste montando un búfalo de agua, a través del estado de Qin. Cuando llegó al paso de Shanggu, el guardián Luanyin reconoció a Lao Tse. Luanyin adivinó que Lao Tse estaba dejando el reino para siempre y le suplicó que permaneciese al menos un año más en su casa, y escribiera un libro donde quedara reflejada su sabiduría. Lao Tse accedió, y escribió el Dao De Jing; tras concluirlo marchó definitivamente al Oeste, a los países bárbaros, donde su rastro se pierde definitivamente.
Es muy posible que toda la historia de las conversaciones entre Confucio y Lao Tse sea una tradición creada por los taoístas para que su propia filosofía aparezca como originaria, y por tanto superior, del confucionismo. Es posible incluso que el autor del Dao De Jing, el propio Lao Tse u otro filósofo que tomó ese nombre, hubiera inventado un personaje que viviera doscientos años antes para poder forzar este encuentro con Kongzi y dotar a la filosofía taoísta de misterio y tradición. También se argumenta que el Dao De Jing no era realmente un tratado filosófico sino una guía escrita para que los Emperadores aprendieran como manejar sus reinos.
En todo caso, fuera escrito por quien fuera, y cuando fuera, el Dao De Jing es uno de las más importantes obras de la filosofía universal. Trata sobre espiritualidad individual, relaciones interpersonales y técnicas políticas. Lao desarrolló el concepto de "Tao", traducido habitualmente como "El Camino", y ensanchó su significado a un orden inherente al universo: "El modo en que la Naturaleza es". Ilustró el concepto de Wei Wuwei, o "acción sin acción". Esto no significa que uno deba holgazanear y no hacer nada, sino que se debe evitar las intenciones explícitas, los fuertes deseos y las iniciativas proactivas.
Lao Tse pensaba que la violencia debe ser evitada en la medida de lo posible, y que una victoria militar, que sólo puede ser obtenida mediante el uso de la fuerza, debería ser una ocasión de duelo, y no de celebración triunfante. Con argumentos que recuerdan a Platón y su República, Lao Tse creía que la creación de leyes y reglas en una sociedad solo servía para crear dificultades y complejidad a la hora de gobernarla.
Como la mayoría de los demás antiguos filósofos chinos, Lao Tse explica sus ideas usando paradojas, analogías, dichos antiguos, repeticiones, simetrías, rimas... Sus escritos son siempre densos y poéticos y sirven como punto de partida para meditaciones introspectivas. La mayor parte de las teorías ascéticas del arte chino se basan en las ideas de Lao Tse y de su principal seguidor Zhuang Zi.
El economista Murray N. Rothbard sugiere que Lao Tse fue el primer libertario debido a sus ideas de gobierno y de orden espontáneo. Y como curiosidad recordaremos que durante la dinastía Tang (618-917), para crear una conexión que presentara a Lao Tse como ancestro de la familia imperial, fue honrado como Emperador de Xuanyuan.

6 Dejaron su Huella:

Luz de Abismos dijo...

Me enctato tu blog!! tiuene info muy buena y que no la encontras en otros lugares.

Estoy haciendo un blog de Diosas.. espero que no te moleste que copie un fragmento.. igual coloqué tu link en las fuentes del artículo!
(en el artículo de Sarasvati)

realmente te agradesco por brindar tan hermoso trabajo.


+Escencia+

santiago tena dijo...

el libro del tao es uno de mis libros de cabecera :)

MAR dijo...

Al final encuentro que las palabras sencilla son las más sabias, las otras por impresionar solo confunden, a mi modo de ver.
Besos para ti, muy buen post.
mar

Pilar Moreno Wallace dijo...

Muy interesante esta información. No conocía apenas nada de este tema y creo que merece la pena buscar más lectura sobre él y su trabajo.
(te agradezco tu visita al blog y tus palabras)

Bohemia dijo...

Hace muchos años leí el libro del Tao, es muy interesante...


un beso

alma dijo...

Interesante post

Entradas populares